YA ES UN HECHO, CÁRCEL PARA AQUÉL, QUE NO DE PENSIÓN ALIMENTICIA: Corporativo Abogados León V. & Asociados.

contador de visitas


Abogados Especializados Familiares: Corporativo Abogados León V.  & Asociados
Abogados Especializados Familiares: Corporativo Abogados León V. & Asociados

 Por no dar pensión alimentica, merece cárcel. El deudor Alimentario.

Escrito. Fidel Hugo León Villafaña.

 

Corporativo Abogados León V & Asociados

 

       La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. SCJN, en México a resuelto y publicado el día 13 de noviembre del 2015, en Semanario Judicial de la Federación SJF, Órgano Oficial del dicho organismo, la Tesis  de jurisprudencia: 1a./J. 49/2015 (10a.), poniendo así fin en forma definitiva una serie de Amparos directos y contradicciones de tesis relativos, a la determinar los requisitos previos, para configurar o no como un delito las conductas encaminadas de los deudores alimentarios, cuando estos han dejado de cubrirlos a sus acreedores.

 

     Sin lugar a dudas, de mucha importancia para todos los mexicanos, en virtud que con dicho criterio obligatorio para todas las autoridades del país, pone fin  a  dicha discusión e interpretación por los jueces.

 

      Los ministros al estudiar y analizar las diversos Códigos Penales de los Estados de Michoacán, Querétaro y análogas, es decir, todas aquellas que lo regulan de forma similar.

 

     Señalando que dichas conducta se debe considerar como tal aquellas en las cuales de cubran los siguientes requisitos:

 

1) El activo abandone y deje de cumplir su obligación de asistencia;

 

2) Carezca de motivo justificado para ello, y

 

3) En virtud de esa conducta, los acreedores queden sin recursos para atender sus necesidades de subsistencia, entendida ésta desde el punto de vista del derecho alimentario.

 

4) En ese sentido, es indudable que para la configuración del tipo penal basta con que quien tiene el deber derivado de una determinación, mandato, sanción o convenio judicial, de proporcionar a otro los medios de subsistencia, deje de hacerlo sin causa justificada. 

 

     Mas adelante, justifica los ministros al considerar que esto es así, por ser  un delito de peligro dichas conductas, sin que sea necesario que los acreedores estén en absoluto abandono o desamparo económico para poder subsistir, por presumirse esta necesidad de alimentarse, previa declaratoria judicial en la que se hayan constatado por un juez en la materia de dichas necesidades, y de la capacidad del deudor, puesto dichas obligación será solo esta última a quien le corresponda hacerlo, ya que se tiende proteger a la familia. 

 

      En virtud, de tal incumplimiento, se pretende castigar a quien teniendo la obligación de proteger y garantizar la subsistencia de la familia y sin motivo justificado los abandona a su suerte.

       Les dejo aqui, dicha jurisprudencia. (criterio firme obligatorio para todos lo jueces en nuestro país, México.)

 

Época: Décima Época, Registro: 2010410,  Instancia: Primera Sala, Tipo de Tesis: Jurisprudencia, Fuente: Semanario Judicial de la Federación,  Publicación: viernes 13 de noviembre de 2015 10:06 h, Materia(s): (Penal) , Tesis: 1a./J. 49/2015 (10a.)

 

 

INCUMPLIMIENTO DE OBLIGACIONES DE ASISTENCIA FAMILIAR. PARA QUE SE CONFIGURE ESTE DELITO, BASTA CON QUE LA PERSONA QUE TIENE EL DEBER DE PROPORCIONAR A OTRO LOS MEDIOS DE SUBSISTENCIA, DERIVADO DE UNA SENTENCIA O CONVENIO JUDICIAL, DEJE DE HACERLO SIN CAUSA JUSTIFICADA (LEGISLACIÓN PENAL DE MICHOACÁN, QUERÉTARO Y LEGISLACIONES ANÁLOGAS).

 

Para que se actualice el tipo penal de incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar, incumplimiento de deberes alimentarios o abandono de personas, se requiere que: 1) el activo abandone y deje de cumplir su obligación de asistencia; 2) carezca de motivo justificado para ello, y 3) en virtud de esa conducta, los acreedores queden sin recursos para atender sus necesidades de subsistencia, entendida ésta desde el punto de vista del derecho alimentario. En ese sentido, es indudable que para la configuración del tipo penal basta con que quien tiene el deber derivado de una determinación, mandato, sanción o convenio judicial, de proporcionar a otro los medios de subsistencia, deje de hacerlo sin causa justificada. Ello es así, porque al tratarse de un delito de peligro no es preciso que los acreedores se encuentren en situación de desamparo absoluto real, surgido de la ausencia de recursos que permitan su subsistencia, la cual en su concepción jurídica, se presume ante la disposición de un juez civil, que previamente constató las necesidades del acreedor y las posibilidades del deudor, razón por la que la obligación a su cargo no puede desplazarse a otra persona en tanto que una autoridad judicial determinó que es a él y no a alguien más a quien corresponde garantizar la subsistencia de sus acreedores, lo que responde a un espíritu tutelar para la institución de la familia, pues elevando el incumplimiento a la categoría de ilícito penal se pretende castigar el abandono de quien debiendo amparar a los miembros de la familia que lo necesitan, los abandona sin justo motivo.

 

     PRIMERA SALA

 

    Contradicción de tesis 193/2014. Suscitada entre el Tribunal Colegiado del Vigésimo Segundo Circuito, el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región y el Tribunal Colegiado en Materia Penal del Décimo Primer Circuito. 11 de marzo de 2015. La votación se dividió en dos partes: mayoría de cuatro votos por la competencia. Disidente: José Ramón Cossío Díaz. Unanimidad de cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, en cuanto al fondo. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretaria: Ana María Ibarra Olguín.

 

Tesis y/o criterios contendientes:

 

     El Tribunal Colegiado del Vigésimo Segundo Circuito, al resolver el juicio amparo directo 324/1996, el amparo en revisión 219/1996, el juicio de amparo directo 424/1996, el amparo en revisión 382/1996 y el amparo en revisión 571/1996, dieron origen a la tesis XXII. J/13, de rubro: "INCUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES DE ASISTENCIA FAMILIAR, CASO EN QUE NO SE TIPIFICA EL DELITO DE.", visible en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo V, abril de 1997, página 152, registro digital: 198944.

 

       El Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región, con residencia en Xalapa, Veracruz, al resolver el amparo en revisión 215/2012, sostuvo que el delito de incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar pertenece a la categoría de los delitos de peligro, por lo que no era necesario que el acreedor alimentista sufriera un desamparo absoluto y real, sino que basta que el deudor incumpla con su deber derivado de una determinación judicial para que se coloque al acreedor en estado de peligro y, por tanto, se actualice el tipo penal del ilícito en cuestión.

 

        El Tribunal Colegiado en Materia Penal del Décimo Primer Circuito, al resolver el amparo directo 16/2014, consideró que el delito de incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar se ubica en la categoría de los delitos de peligro, y por tanto su actualización sólo requiere de un potencial estado de riesgo y no de un peligro absoluto y real. Adicionalmente, sostuvo que la existencia de una determinación judicial de asistencia familiar es suficiente para presumir la necesidad del acreedor y, por tanto, el mero incumplimiento deja al acreedor en un potencial estado de riesgo.

 

Tesis de jurisprudencia 49/2015 (10a.). Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha tres de junio de dos mil quince.

 

         Esta tesis se publicó el viernes 13 de noviembre de 2015 a las 10:06 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del martes 17 de noviembre de 2015, para los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

 

        Para cualquier duda, comentarios, discrepancias, Asesoría, Defensa, Capacitación y Difusión Legal. Estamos a tus órdenes, en www.corporativoabogadosleonvyasociados.com.mx y/o búscanos en redes sociales google + etc. 

 

      Nuestros teléfonos son los de las imagen, móviles: 4432572197, 4431742839, 4432213911. Estamos ubicados en Lago de Patzcuaro 145, (entre las calles García Obeso y Morelos Sur) Ventura Puente, Morelia. Michoacán. Si deseas ser atendido fuera de Morelia, llamanos, vemos como resolver tus dudas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0